Veronese

Teléfonos celulares en el país de las vacas sagradas

Teléfonos celulares inteligentes en la India: Taj Mahal.

La India –uno de los países emergentes más vigorosos y activos– fusiona etnias, religiones y culturas milenarias con las herramientas más modernas de Occidente para abrirse paso en el contexto de naciones.

Un cuarto de siglo atrás nadie habría imaginado que los teléfonos celulares se volverían, no sólo un accesorio cuasi indispensable en la vida de miles de millones de personas en todo el planeta, sino que también dominarían la escena principal de las finanzas globales al ritmo de los vaivenes de las economías emergentes. Dentro del concierto de naciones en desarrollo, la India –un país adonde las vacas son más valiosas vivas (porque la leche y el abono superan en utilidad a las magra carnes) que muertas– se destaca por su escala descomunal y su heterogéneo dinamismo.


En cuestión de meses, por no decir días, los fabricantes de dispositivos móviles, y en especial de teléfonos celulares inteligentes (smartphones) han cambiado el foco de su atención y lo han centrado en las evoluciones dispares de los mercados de los países con mayores demandas.

El relativo estancamiento por maduración de los más grandes consumidores de teléfonos celulares del mundo –EE.UU. y su contraparte al otro lado del Atlántico, la Unión Europea– impuso la necesidad de que los creadores de teléfonos celulares inteligentes observaran el desarrollo en muchos casos explosivo del consumo en los mercados emergentes, plazas que muestran panoramas tan complejos como cambiantes.

Los teléfonos celulares sobre la faz de la Tierra

Hacia mediados de 2013, la torta de usuarios de teléfonos celulares se distribuía, de manera decreciente, entre los mercados de:

  • China (emergente) 18%
  • Unión Europea (maduro) 17%
  • Asia* (emergente) 15%
  • India (emergente) 14%
  • África (emergente) 11%
  • América del Sur (emergente) 10%
  • América del Norte (maduro) 6%
  • Medio Oriente (emergente) 5%
  • Asia** (maduro) 4%

* Países de Asia Central, Corea del Norte, Mongolia, Sureste Asiático (excluidas Indonesia, Malasia y Singapur), Sur de Asia (excluida la India), Asia Occidental (excluidas Arabia Saudita, Baréin, Catar, Emiratos Árabes, Israel).
** Arabia Saudita, Baréin, Catar, Emiratos Árabes, Israel, Corea del Sur, Japón, Indonesa, Malasia, Singapur.

En 2015, el desagregado por países señala las transiciones en el número de usuarios de teléfonos celulares:

  • China (23,3%)
  • India (14,4%)
  • EE.UU. (5,8%)
  • Indonesia (3,2%)
  • Brasil (3%)
Teléfonos celulares en la India.

La India, el país con mayor diversidad genética, cultural y lingüística del mundo, abre el acceso a la gente de negocios y a la creciente clase media a la tecnología de los smartphones.

Pero mientras se espera que el porcentaje de participación de China, EE.UU. o Brasil en el total global decrezca, mercados como los de la India e Indonesia, o de la actual número 10 Nigeria, exhiban crecimientos francos durante los próximos 5 años:

  • la India pasaría a representar más del 16%,
  • Indonesia el 3,9% y
  • Nigeria treparía 2 puestos con una porción del 1,7% de la torta.

Dentro del sector de los teléfonos celulares, los denominados “inteligentes” representan al segmento que marca la tendencia futura inmediata.

Con la India encaminada a afianzarse como el segundo mayor mercado de teléfonos celulares inteligentes del mundo, las grandes marcas buscan avanzar en el establecimiento de una presencia minorista más importante (si es que hoy ya la tienen) en el 2º territorio más poblado de la Tierra.

Una ventaja adicional de los mercados emergentes con evolución acelerada radica en que, además de ser reservorios de nuevos usuarios, las ventas de móviles se centran en los modelos inteligentes, con una comercialización muy marginal de los teléfonos celulares más elementales.

Todos los pronósticos indican que hacia el final de 2015 habrá más de 2 mil millones de usuarios de teléfonos celulares en todo el mundo, de los cuales el 43% utilizará smartphones, es decir: la cuarta parte de la población total de la Tierra tendrá un teléfono celular inteligente.

Teléfonos celulares inteligentes

“El aumento en las ventas de smartphones en la India está impulsado por la penetración de teléfonos celulares inteligentes accesibles (dominada por los fabricantes locales de dispositivos) y la existencia de una clase media en expansión.

En 2015, ya el 42,9% de la población mundial utiliza Internet con regularidad, y de esa proporción, el 31,1% lo hace a través de teléfonos celulares. Este avance de los móviles por sobre otros dispositivos se corresponde con la progresión sostenida de la categoría smartphones.

Los teléfonos celulares inteligentes de bajo costo abren oportunidades insospechadas para el comercio y los negocios en los mercados emergentes donde buena parte de los consumidores no tenía forma de acceder a Internet.

El crecimiento incesante en el número total de usuarios de teléfonos celulares (verbigracia, móviles) acompaña a un corrimiento sostenido hacia los smartphones:

  • en 2010 los usuarios de teléfonos celulares inteligentes representaban sólo el 16,9% del total de usuarios de teléfonos móviles en el mundo,
  • en 2012 ya llegaban al 26,4% de la estadística de usuarios activos, y
  • en 2014 la penetración de los smartphones alcanzaba al 38,4% de los teléfonos celulares en uso.

Las proyecciones de la consultora eMarketer marcan que en 2016 el 46,4% de los teléfonos celulares será inteligente, y en 2018 más de la mitad de todos los equipos (un 51,7%) empleados en el planeta serán smartphones.

Los países y los teléfonos celulares inteligentes

Al final de la primera mitad de 2015, el ránking de los 5 países con más usuarios de smartphones es:

  • China (574 millones de líneas en 2015, 625 millones de líneas en 2016)
  • EE.UU. (184 millones de líneas, caerá a la 3º ubicación dentro de 1 año, detrás de la India)
  • India (168 millones de líneas, pasará al 2º lugar en 2016 con 205 millones de líneas)
  • Rusia (58 millones de líneas, sobrepasará a Japón el año que viene con 65 millones de líneas)
  • Japón (57 millones de líneas, será relegado al 6º puesto por Indonesia, con 69,5 millones de líneas)

La Argentina, con 13,5 millones de teléfonos celulares inteligentes (en la 25ª posición), se afianza como un país con una enorme inserción tecnológica en la vida cotidiana, al punto de que sobrepasará a Australia (hoy 23ª) en 2017.

Según Strategy Analytics, la India se volverá el segundo mercado de teléfonos celulares inteligentes más grande del mundo en los próximos dos años, si no antes; China se mantendrá a la cabeza, aunque en leve baja; y EE.UU. será empujado hasta el tercer puesto.

Mientras el incremento de la cantidad de teléfonos celulares inteligentes en China está en un proceso de desaceleración, la India se convierte con rapidez en la próxima ola de intensificación en el uso de smartphones.

El mercado de los teléfonos celulares en la India.

La realidad de la India –con ventas que aumentan en porcentajes extraordinarios, y en medio de una guerra de precios despiadada– es que 4 de cada 5 teléfonos celulares inteligentes que se venden pertenecen a la gama inferior a los U$S 200, aunque con especificaciones similares a las de los más costosos.

Ese aumento está impulsado por la penetración de teléfonos celulares inteligentes accesibles (dominada por los fabricantes locales de dispositivos) y la existencia de una clase media en expansión.

De acuerdo con una investigación realizada por la analista de negocios McKinsey & Co., la clase media de la India pasará

  • de 50 millones de personas en la actualidad, lo que supone el 4% de los habitantes
  • a 583 millones en 2025, que abarcará al 41% de la población.

Un informe temprano de Goldman Sachs anticipaba que entre 2007 y 2020 el PBI per cápita de la India se cuadruplicaría, y que antes de 2050 el PBI de la India superaría al de EE.UU., aunque los ingresos per cápita se mantendrían muy por debajo de los del resto del grupo BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica).

El serio desafío para las grandes marcas internacionales de teléfonos celulares inteligentes como Xiaomi, Samsung, Nokia, Motorola, LG, Lenovo, Huawei, HTC o Apple es la competitividad agresiva de las locales Micromax (18%), Karbonn (8%), Lava (6%), seguidas por una miríada de fabricantes indias dispuestas a rivalizar de igual a igual.

La realidad de la India –con ventas interanuales de teléfonos celulares que aumentan en porcentajes siderales, y en medio de una guerra de precios despiadada– es que 4 de cada 5 smartphones que se venden pertenecen a la gama de menos de U$S 200, aunque con especificaciones que nada tienen para envidiar a los teléfonos inteligentes más onerosos.

Los analistas especulan con la posibilidad de que las marcas top accedan a que los revendedores dentro de la India ofrezcan sus smartphones a valores inferiores a los precios oficiales de venta en el mercado internacional, sin que esto vaya en desmedro de su identidad de fabricantes de productos premium.

Casus belli

Teléfonos celulares en la diversidad de la India.

La sociedad india se apoya cada vez más en los aspectos prácticos de las tecnologías emergentes para generar cambios radicales en las maneras de alcanzar metas esenciales para su desarrollo armónico y pluricultural.

La India es el país con mayor diversidad genética, cultural y lingüística del Planeta, únicamente superada en pluralidad por el continente africano completo.

Las características complejas de los usuarios activos y potenciales de teléfonos celulares en la India, unida a una oferta por demás de variada y populosa, hacen que se viva una virtual, si no real, guerra de marcas y precios.

En el presente, el precio promedio de venta al público de un iPhone de Apple (con una cuota del mercado cercana al 2%) es de unos U$S 660; Samsung (que se lidera la plaza con una penetración de 29%) ofrece su línea S6 en precios que van desde los U$S 600 hasta los U$S 1.030, aunque la serie S3 se consigue a unos U$S 180; Motorola (el 5º proveedor con un 5% del mercado) ofrece sus productos Moto a precios que oscilan entre los U$S 160, para los E, y U$S 625, para los Turbo.

Entre tanto, la fabricante india Micromax vende teléfonos celulares inteligentes en una gama que va desde los U$S 50 hasta los U$S 300; Karbonn comercializa sus equipos en un espectro que oscila entre los U$S 40 y los U$S 205; Lava ajusta sus ofertas a un franja de entre U$S 32 y U$S 170; Celkon tiene ofertas de entre U$S 35 y U$S 215, todas en competencia directa con los fabricantes chinos de bajo costo como Xiaomi, que venden equipos en alrededor de U$S 100, con un techo de U$S 280 y un piso de U$S 80.

Teléfonos celulares made in India.

Una nutrida oferta de marcas locales, entre las que predominan Micromax, Karbonn y Lava, domina el mercado interno de smartphones por sobre las gigantes Samsung, Motorola, Nokia, Sony y Apple.

La tendencia no sólo es interesante para los jugadores del mercado de teléfonos celulares inteligentes: supone una plétora de oportunidades para los emprendedores “móviles” y “digitales” de la India, habilitados y potenciados de repente con dispositivos que los conectan con Internet y, en definitiva, con el mundo, algo a lo que hasta no hace mucho les estaba vedado.

Además de la demanda interminable (piénsese en un país con más de 1.300 millones de habitantes, a razón de 378 por km2) de contenido y entretenimiento, surge una enorme necesidad de servicios e infraestructura, a la vez que se requiere del constante mantenimiento indispensable por la escala y la complejidad. Las posibilidades se expanden hasta el infinito.

Durante el siglo 20, la población urbana de la India se multiplicó por 12, y el mayor crecimiento se produjo en las grandes ciudades: para 2001 había 35 ciudades con más de 1 millón de pobladores, los 2 centros mayores –Bombay y Delhi– ya tenían más de 10 millones de habitantes cada uno, y el 3º, Bangalore, una población de más de 5,7 millones.

Con más de 525 millones de personas dentro de la franja económicamente activa viable, la India cuenta con la fuerza de trabajo potencial más grande de la Tierra, asociada a una tasa de crecimiento económico interanual del 7,5% en franca expansión.

Por eso no es extraño en absoluto que las marcas fabricantes de los productos con un progreso más vigoroso –los teléfonos celulares inteligentes– miren a la India con un abierto apetito de negocios. Y donde hay negocios, ya se sabe, hay gente dispuesta a dar batalla.

Arriba