Veronese

Cómo sobrellevás el encierro

Dicen los especialistas de la salud que el aislamiento (solitario o en compañía) puede ser tan perjudicial como el tabaquismo, el sobrepeso, el sedentarismo o la hipertensión arterial. ¿Cómo sobrellevás el encierro? ¿Qué estás haciendo para la gestión de la crisis durante estos días de reclusión hogareña?

Calles vacías: ¿Cómo sobrellevás el encierro?
Calles vacías: ¿Cómo sobrellevás el encierro?

10 puntos para estar 10 puntos

Te invitamos a responder un sondeo sencillo y privado, para que revises de qué modo enfrentás este período de encierro casero.

De qué se trata el cuestionario

Son sólo 10 preguntas simples que:

  • No tienen ninguna finalidad terapéutica ni científica
  • No requieren ningún tipo de conocimiento especial
  • No reiteran los múltiples consejos que circulan sobre la pandemia
  • No se relacionan con el Coronavirus en sí, sino con la experiencia de permanecer en casa para evitar la propagación.
Qué pasa con mis respuestas

En este cuestionario individual y privado:

  • No hay respuestas correctas o incorrectas.
  • No hay una calificación final.
  • No es una competencia ni un desafío.

Se trata de mirarse, de revisar lo que uno hace, sin criticarse.

Es volver la vista hacia uno mismo, examinar sus actos, autoconocerse.

Cuestionario básico

Éstas son las 10 preguntas simples. Dale click a Continuar para seguir con el cuestionario.

El aislamiento social y vos en 10 respuestas breves.
El aislamiento social y vos en 10 respuestas breves.

Results

-
¡Felicitaciones!
Tu conducta parece proactiva para este momento y tal vez te permita sobrellevar los días de distanciamiento social de un modo más tranquilo y saludable.
Tratá de mantener tus hábitos positivos y corregir aquello que no te ayuda con el aislamiento.
#QuedateEnCasa de la mejor manera, sentí confianza y sé paciente.
Nos vemos en nuestra próxima Trivia: no te la pierdas.
Gracias por participar, y no te olvides de compartir.

Podrías aprovechar para tomar algunas medidas de las que te sugerimos que te permitan atravesar esta crisis de un modo más positivo.


No te desanimes, nadie está preparado para estas situaciones ni tiene experiencia previa.


Se trata ahora y siempre de cuidar tu salud integral, que no está limitada al problema de la pandemia ni puede ignorar su importancia.


Sentirte bien te permite prevenir la aparición de enfermedades, ser más resistente a contraerlas, soportar mejor su curso si te enfermás, y aumenta tu calidad de vida.


#QuedateEnCasa de la mejor manera, sentí confianza y sé paciente.


Nos vemos en nuestra próxima Trivia: no te la pierdas.


Gracias por participar, y no te olvides de compartir.

Continuar »

#1. ¿Qué tan grave te parece la pandemia? ? ¿Reconocés que nos encontramos ante una situación muy seria?

Una pandemia es la infección extendida y más o menos simultánea de la población en diferentes países.


Por el solo hecho de contagiar a muchas personas en distintas geografías, es un problema grave.


Si además produce efectos que ponen en peligro la integridad de las personas, suma una complicación delicada que afecta a todos los ámbitos de la vida.


Tratá de comprender la gravedad de lo que ocurre y de controlar tus emociones con calma.


La mejor forma de encarar este tipo de crisis es seguir al pie de la letra lo que indica la autoridad máxima responsable, sin deliberar ni objetar sus decisiones.

Continuar »

#2. ¿Alguna de estas palabras puede describir mejor tu sensación? ? ¿Cuál de estas palabras podría representas mejor tus sentimientos frente a la pandemia?

El miedo es una reacción evolutiva natural, vital para la supervivencia, difícil de controlar voluntariamente.


Lo esencial es aprender a dominarlo y convertirlo en preocupación reflexiva para que no nos paralice.


La información precisa proveniente de fuentes de máxima confianza nos permite gobernar los efectos del miedo y los defectos de la indiferencia.


No sentir preocupación es preocupante, ser indiferente es contraproducente, además de imprudente y temerario.

Continuar »

#3. ¿Creés que podés contagiarte en algún momento? ? ¿Te imaginás que el COVID-19 puede infectarte en el transcurso de la pandemia o después?

El curso de esta pandemia es imprevisible y las proyecciones carecen todavía de base científica.


La evolución en otros países no puede trasladarse a nuestra realidad, tanto por las diferencias naturales como por la falta de información concreta.


Parece prudente imaginar que la posibilidad de contraer la infección es todavía lejana pero bastante factible.


Más allá de todas las precauciones físicas y cambios de hábitos que adoptemos, tenemos que hacernos a la idea de que la posibilidad de contagio nos obliga a estar preparados mentalmente para la eventualidad.


Atención, respeto, cuidado, cautela, método, orden, son palabras que nos indican lo que debemos hacer: permanecer en estado de alerta responsable para no caer ni en el pánico ni en la desidia.


Nadie es capaz de asegurar que estará a salvo de la infección, de modo que asumir la existencia del riesgo, como hacemos respecto a un accidente de tránsito, a un robo, a una pérdida, a un incendio, es un cálculo sensato.


Preparáte mentalmente para enfrentar la contingencia con todas tus facultades anímicas, intelectuales y físicas.

Continuar »

#4. ¿Dialogás con otras personas fuera de tu hogar? ? ¿Te comunicás con el mundo exterior a través de los medios disponibles y a tu alcance?

El contacto personal seguro (preferentemente no presencial) con el exterior de tu casa te ayuda a resguardar tu estabilidad emocional.


Conservar la empatía con tus afectos más cercanos, pero también con el resto del mundo, es esencial en estas circunsancias.


Hablar y escuchar a otras personas nos mantiene mentalmente activos, dinámicos y equilibra nuestros estados de ánimo, alterados por el aislamiento.


Unas pocas acciones frecuentes, y la limitación de conductas compulsivas, nos mantienen más sanos:

  • Tratá de conversar con personas con quienes puedas mantener un diálogo directo en tiempo real.
  • No te limites a interactuar a través de redes sociales, o utilizar servicios de mensajería instantánea.
  • Si tenés la oportunidad de acceder a videollamadas, hacélo todo lo que puedas sin molestar a los otros.
  • Durante las llamadas:
    • Procurá no discutir ni polemizar.
    • Evitá cualquier tipo de críticas: no es un buen momento para debatir o censurar a nadie.
    • Intentá no difundir información sobre la pandemia, no es tu función en este contexto.
    • Tratá de transmitir calma y de comprender el sentimiento de las personas con las que hablás.

Continuar »

#5. ¿Cada cuánto te informás sobre la pandemia? ? Contados todos los medios (celular, computadora, TV, radio, impresos), ¿cuánto tiempo o qué cantidad de veces accedés para actualizarte acerca de la pandemia?

Preocuparse es un mecanismo de defensa, siempre y cuando se haga de manera controlada.


¿Qué conseguís con preocuparte mucho tiempo con un prolbema? Más preocupación.


La preocupación constante genera ansiedad excesiva, confusión, estrés, cansancio, baja las defensas.


Las recomendaciones de los expertos sugieren:

  • Tomarse no más de 20 a 30 minutos por día para actualizarse.
  • Establecer un lugar específico fuera de los espacios en los que pasás habitualmente el día.
  • Separar ese tiempo todo lo posible de las horas que dedicás a dormir o a distraerte.


Intentá que los problemas invadan la menor cantidad de tiempo posible de tu día.


No los ignores, no les restes importancia ni los minimices: prestáles atención de manera moderada y sistemática.

Continuar »

#6. ¿Elegís un lugar de la casa donde informarte? ? ¿Utilizás un espacio particular de tu casa para acceder a las noticias?

La recomendación general es tratar de adiestrar al cerebro para que reconozca un espacio particular donde no desarrolles tus actividades principales.


Así como destinamos el comedor para alimentarnos, o el dormitorio para descansar, buscá un lugar específico para informarte.


Así lográs identificarlo como “el lugar de las noticias” y asimilarlo como una nueva costumbre.


El resto de la casa queda como territorio libre de ansiedad y avidez por las nocitias.

Continuar »

#7. ¿Dedicás espacio para pensar en el futuro? ? ¿Hacés planes para organizarte en los días y meses que vendrán?

La prevención es el mejor de los tratamientos, porque te permite:

  • esclarecer el panorama general actual
  • evaluar el alcance de la crisis para determinar prioridades
  • decidir a qué cosas responder y de qué forma
  • prepararte y ordenarte metódicamente
  • imaginar cómo enfrentar los nuevos desafíos, inclusive aquéllos que está fuera de tu competencia
  • reaccionar antes de que sea inoportuno o tarde
  • prever los inconvenientes que deberás enfrentar y cómo hacerlo
  • moderar las consecuencias negativas para no exagerar los problemas
  • resolver con rapidez y eficiencia


Planeá cómo va a ser tu vida una vez superada la crisis, porque es algo que va a suceder.


Ensayá qué manera vas a reencontrarte con tu entorno social, laboral, familiar y afectivo, pero también con el resto de tus semejantes.


La capacidad de previsión fundada en las experiencias –propias y ajenas– es uno de los atributos más destacados de la inteligencia.


Aunque no tengamos un aprendizaje previo sobre esta circunstancia, todos contamos con un bagaje de conocimientos que nos pueden ser útiles.

Continuar »

#8. ¿Reservás tiempo para entretenerte durante a lo largo del día? ? ¿Esparcimiento, recreación, diversión, juego, distracción, pasatiempo, están entre tus hábitos diarios?

El ocio –una de las necesidades humanas fundamentales– es todo lo contrario a no hacer nada: nos vuelve personas despiertas y dinámicas.


Entretenerte todo lo que puedas te da tranquilidad, paz espiritual, espontaneidad, libera a tu imaginación, te hace soñar de manera consciente, te relaja y te divierte.


La falta de satisfacción influye en el comportamiento individual y puede generar patologías relacionadas con las tensiones no liberadas mediante el entretenimiento y la diversión.


Guardá tiempo para gratificarte en medio del agobio, la ansiedad y la impaciencia de permanecer en aislamiento.


No dejes de complacerte: el buen ánimo te protege de los peligros que pueden acechar a tu salud.

Continuar »

#9. ¿Cuánto intuís que va a prolongarse el aislamiento obligatorio? ? ¿Tenés algún presentimiento o pronóstico personal de cuánto tiempo más vas a seguir dentro de tu hogar como en estos días?

Sobre el final de marzo de 2020, nadie está en situación de saber con certeza hasta cuándo deberemos permanecer aislados en nuestros hogares.


Esto nos pone en modo “por tiempo indeterminado” y nos lleva a ser consecuentes con el manejo de los dilemas de la incertidumbre, donde debemos hacer prevalecer:

  • La organización por sobre la anarquía
  • La prevención por sobre la desesperación
  • La racionalidad por sobre la compulsión
  • La obediencia por sobre la rebeldía
  • La comprensión y la empatía por sobre la oposición y la intolerancia

Es muy difícil, aunque no imposible, prepararse para un futuro que se altera minuto a minuto:

  • Tracemos bocetos de planes mínimos para pronósticos optimistas, pesimistas y moderados
  • Tratemos de visualizar y dimensionar en frío las dificultades y los problemas para cada caso
  • Busquemos cualquier aspecto positivo, provechoso y práctico en medio de los inconvenientes
Continuar »

#10. ¿Pensás que recibís información oficial suficiente y veraz? ? ¿Suponés que nos dicen todo lo que debemos saber respecto a la pandemia?

Las epidemias como ésta son otra forma de catástrofe, asimilable a una guerra, una inundación, un terremoto.


Lo ideal es que recibamos tanta información útil como sea posible, pero no más que eso.


Procurá escuchar solamente aquello que indican y divulgan las autoridades de más alto rango, y filtrar el resto, en especial porque circula una infinidad de especulaciones contradictorias que provienen de fuentes incomprobables o engañosas.


En tiempos como éstos:

  • abundan las teorías conspirativas
  • proliferan las afirmaciones apocalípticas
  • se exacerban las diferencias en las opiniones
  • se exaltan los ánimos
  • se multiplican las noticias falsas o adulteradas
  • se hacen especulaciones infundadas y absurdas

La información oficial está filtrada con criterios responsables, para:

  • no crear alarmas innecesarias
  • no saturarnos
  • que todos podamos comprender y procesar los datos

El resto sólo induce a la confusión y al desconcierto.


No hay espacio para dudar, deliberar o debatir: tenemos que alinear las voluntades individuales.


Los dirigentes ya han dado y dan muestras sobradas de responsabilidad y abstención de su pertinencia partidaria o inclinación ideológica.


La mayoría de las personas, por fortuna, se comporta de manera ejemplar.


No es momento para hacer especulaciones propias, sino para escuchar sólo a quienes nos conducen.

Finalizar y ver conclusiones »
El valor de mirarte siempre

Conocerte mejor

¿Cómo sobrellevás el encierro por la pandemia?
El encierro y la ausencia de interacción social prolongados pueden tener consecuencias severas como incrementar el riesgo cardiovascular o conducir a la depresión.

En momentos de emergencias sanitarias (o de cualquier tipo) es beneficioso entrenar al cuerpo y al cerebro para que se mantengan sanos y activos.

La medicina nos enseña que el estrés y la ansiedad que produce el confinamiento hacen que bajen las defensas.

La regulación de tus comportamientos diarios es entonces crucial para superar con éxito este período de encierro domiciliario.

El aislamiento social prolongado, sugieren muchos investigadores, hace que nuestro sistema inmunológico reaccione como ante un traumatismo o una enfermedad infecciosa.

Entre las múltiples consecuencias del efecto reclusión, se destacan las inflamaciones, el antídoto característico para cualquier lesión.Por eso te proponemos responderte un cuestionario sencillo de 10 preguntas sobre tu conducta.

Para que tomes conciencia de cómo estás haciendo las cosas en estos días de retiro en cuanto a tus actividades cotidianas.

Tu cuerpo también necesita eliminar con regularidad los restos de lo que procesa y los tóxicos que se generan en su interior. De idéntica forma, la cabeza –el cerebro, el sistema nervioso– precisa hacer espacio, ordenarse y liberarse de todo lo que no le hace bien.

El tiempo es oro

Tu tiempo en casa

Los resultados del cuestionario quedan para vos, ya que no recopilamos información alguna de tus respuestas.

  • Esto no es una encuesta.
  • Esto no es una evaluación.
  • Este cuestionario no te califica.
  • Este cuestionario no te aprueba ni te reprueba.

La única intención de este pequeño ensayo es motivarte a que saques a la luz algunas cuestiones a las que sería bueno tener presentes, un autoexamen sin fines críticos.

La introspección tranquila suele ser un buen método para tener una visión más amplia en las crisis.

Está en tu voluntad qué hacer con lo que queda expuesto.

Gestión de crisis: ¿Cómo sobrellevás el encierro?
Aislamiento y gestión de la crisis: ¿como administrás tus días en casa?
Arriba