Veronese

Contenido en desarrollo

El contenido aún está pendiente de publicación.

Esto no es un error
Este mensaje significa que la información a la que buscás acceder todavía está en proceso de desarrollo y muy pronto quedará disponible para la lectura.

Ésa es la única razón por la cual arribaste a esta página.  No te preocupes.

Veronese Producciones: Contenido en proceso.

¿Y ahora?

Te invitamos a que sigas adelante con algunas de estas acciones:

1. Regresar a tu última lectura

Un simple click en el botón bajo esta línea y estarás de vuelta en el lugar exacto que te trajo hasta aquí para retomar donde dejaste.

Volver a la página previa[/su_box]

2. Visitar nuestras publicaciones más recientes

También podemos sugerirte estas lecturas que muestran las publicaciones actualizadas de Veronese Producciones en (in)formales.

Las 5 últimas

Asado argentino “al horno”

Asado argentino “al horno”.

Aunque el riesgo de padecer cáncer por el consumo de alimentos cocidos a la parrilla o ahumados es conocido desde hace décadas, el público en general lo ignora: cuando las llamas queman materia orgánica que cae sobre ellas, como la grasa, el humo producido lleva hidrocarburos aromáticos policícilicos que se depositan en las carnes, las parrillas y los utensilios, compuestos considerados potencialmente cancerígenos. ¿Está el asado argentino “al horno”, como suele decirse? ¿Qué precauciones pueden tomarse para degustar una buena parrillada sin temor?

Manuel Belgrano el primer economista argentino

Manuel Belgrano primer economista del Río de la Plata.

Nacido el 3 de junio de 1770 en la Buenos Aires del Virreinato del Perú del Imperio Español bajo el reinado de Carlos III, y muerto el 20 del mismo mes en 1820 en la Buenos Aires de las Provincias Unidas del Río de la Plata –lo que da a junio un cariz particular– es menos sabido que fue Manuel Belgrano el primer economista del Río de la Plata.

Privacidad: un peligro chino

Privacidad, peligro chino: Huawei espía.

La iniciativa comenzó en Europa con fuerza legal, y obligó a los grandes jugadores globales, primero, y al resto de los millones de sitios de Internet de todo tipo a declarar de manera expresa qué datos recogen de los usuarios. Lo que parecía en principio una normativa un tanto paranoide terminó por desnudar la vasta y cerrada trama de filtraciones de información que vulneran la privacidad, peligro chino por excelencia desde que se conoció públicamente que el gobierno del polémico Xi Jinping nos espía a todos.

Malas noticias, periodistas

Malas noticias, periodistas: los Millennials no los aman.

Las buenas noticias para los creadores de todo tipo de contenidos digitales son que los Millennials están dispuestos a pagar por los servicios de producción en general, pero las malas noticias, periodistas, son que para los jóvenes de hoy las cosas buenas son sólo aquellas que ellos reconocen como “contenidos premium”.

El enemigo interior

Facebook: el enemigo interior.

La piedra del escándalo rompió todos los esquemas cuando Facebook admitió el uso indebido de información privada extraída de forma ilegal de más de 50 millones de usuarios para influir en las elecciones que llevaron a Donald Trump a la presidencia. Aparece así el enemigo interior de la libertad, más peligroso aún que las acechanzas chinas y rusas, con el condimento adicional de que existe evidencia de entre las “cibercampañas sucias” estaría la de Argentina 2015.

Arriba