Veronese

Realidad digital aumentada (II)

Realidad aumentada para la evocación del pasado

¿Recorrer y conocer lugares como eran en otros tiempos? Una fantasía al alcance de la mano.

Nos encontramos, acaso sin darnos cuenta, dentro de una suerte de pequeño momento histórico, en especial debido a la notable aceleración de acontecimientos que con dificultad sólo podrían haber estado en las más premonitorias de las mentes del pasado. Julio Verne, H. G. Wells, Edgar Rice Burroughs, Isaac Asimov, Arthur C. Clarke, C. S. Lewis, Ray Bradbury, o nuestros Adolfo Bioy Casares y Jorge Luis Borges, transitaron el género de la ciencia ficción y nos dejaron señales magníficas que hoy podemos aprovechar para revisar el modo en que pensamos a la realidad digital aumentada.


Así como la ciencia ficción ha tomado prestados ideas y creaciones de la ciencia, muchas veces también la ciencia ha recurrido a la inspiración literaria para formular hipótesis o volver realidad los conceptos esbozados por la imaginación de los escritores fantásticos.

La realidad digital aumentada parece una notable mixtura de ambos caminos de la mente: por un lado, se propone como una expansión de las capacidades humanas, de una manera análoga a lo que fueron en un principio las herramientas como extensiones de las manos y las máquinas de todo el cuerpo; por otro, nos devuelve una existencia distinta, más excitante y motivadora.

Las ventajas del ojo digital

Tal vez las prácticas más prematuras de la realidad digital aumentada tuvieron lugar en la televisión cuando las escenografías tangibles fueron sustituidas por otras virtuales (baste recordar a los revolucionarios efectos especiales de los programas de Chespirito de las décadas de 1970 y 1980) que mejoraron desde los primitivos montajes estáticos en chroma-key, a los modernos sistemas 3D con rastreo del movimiento (tracking) para producir la ilusión de un entorno real.

Además de la facultad de “construir” escenarios miméticos con los que es posible interactuar de modo realista, la RA habilita situaciones de otro modo inverosímiles, como recorrer un sitio en ruinas y contemplar cómo se veía mientras estaba íntegro, practicar sin riesgo oficios temerarios (como realizar soldaduras en ambientes comprometidos, manipular explosivos, manejar vehículos en situaciones peligrosas o ejecutar trabajos en el espacio exterior) y hasta desplegar circunstancias estáticas (uno podría explorar una fotografía impresa y visualizarla en 3 dimensiones o conseguir las imágenes en movimiento del acontecimiento).

Entre los beneficios más útiles de la realidad aumentada está su condición dinámica. Así, por ejemplo, es capaz de adaptar el contenido de la pantalla al momento particular en que se da una situación determinada: un servicio de asistencia en caso de siniestro puede mostrar las instrucciones para la evacuación más segura de un edificio, localizar y evitar las zonas más vulnerables, o indicar las amenazas potenciales y efectivas que se presenten.

Realidad aumentada, una forma de la publicidad directa.

La realidad aumentada brinda nuevas oportunidades para anunciar productos y servicios en los puntos de venta: ¿qué mejor lugar para publicitar?

Publicidad potenciada

La realidad aumentada puede constituirse en una excelente plataforma para que una salida de compras se transforme en una experiencia sorprendente que agregue dimensiones inesperadas mediante la virtualidad sobreimpresa en la escena.

Para las marcas, la realidad aumentada puede ofrecer nuevos lugares de diálogo inmersivo que impulsen el posicionamiento en la mente de los consumidores y los atraigan hacia los puntos de venta, el lugar preferencial para la toma de decisiones.

Los anuncios (ya sean gráficos, televisivos o interactivos) dejan de ser uniformes y con un contenido fijo para adaptarse al contexto y a la persona que los observa e incrementar las posibilidades de visualización de un modo ilimitado.

Las inversiones en anuncios de realidad aumentada minimizarán los costos por contacto y garantizarán la llegada efectiva a los públicos objetivos de los anunciantes, al tiempo que permitirán conocer información estadística individual, relevante y precisa de los consumidores que de otra manera sería imposible de reunir o se perdería.

Para Veronese · Publicidad Integral los desafíos que propone la RA son retos que vale la pena afrontar: si bien aún en una etapa elemental, las perspectivas que despliega son enormes, como nos muestran los videos que siguen.

Multimedia
Publicidad, Comunicación, Realidad Aumentada

La realidad digital aumentada se convertirá quizás en una de las formas sobresalientes de la publicidad mediante las cuales las personas recibirán información sobre el contexto en que se mueven, precisamente porque involucra la fusión transparente entre el mundo físico percibido y las referencias complementarias más indispensables.

Los dispositivos móviles y los nuevos dispositivos usables ya combinan las tecnologías básicas para hacer realidad aumentada en un combo económico y ubicuo.

En la medida en que las tecnologías mejoren y los anunciantes se den cuenta de la utilidad concreta de la realidad aumentada, vamos a verla además en espejos y vidrieras, en los parabrisas de los vehículos, en pantallas construidas dentro del cristal de anteojos inteligentes, en proyecciones realistas sobre superficies al azar, y hasta en simulaciones hiperrealistas en 4 o más dimensiones.

Arriba