Veronese

Ford innova en Silicon Valley

Lo habitual para los ingenieros de Silicon Valley es que la movilidad se mida en megabits por segundo (Mbps), en lugar de kilómetros por hora; pero un equipo de investigadores avanzados, ingenieros y científicos de Ford estudia la creación de nuevas conexiones entre la tecnología del automóvil y las computadoras en el mismo lugar adonde se gestó la llamada “revolución digital”.


Ford innova: edificio del Ford Research & Innovation Campus

Ford innova: edificio del Ford Research & Innovation Campus en Palo Alto, California.

Con frecuencia, Ford ha recurrido a diferentes especialidades, y en este momento ha puesto el foco sobre el software y los servicios que puede proporcionar a través de la tecnología de punta.

En enero de 2015, Ford abrió las puertas de su nuevo Centro de Investigación e Innovación de Palo Alto, un edificio de 2.300 metros cuadrados en el Stanford Research Park.

Hoy en día, el CI&I se ha convertido en el hogar de más de 120 empleados, uno de los más grandes equipos de investigación de automóviles en la zona, y una más que importante presencia en uno de los centros empresariales innovadores de la cultura más dinámicos del mundo.

La misión original que se propuso Henry Ford, el fundador de la compañía, fue ayudar a que la gente se mueva.”

El esfuerzo emprendido es un gran salto hacia delante que se inició en 2012, cuando un pequeño equipo de Ford aterrizó en un edificio de oficinas en el centro de Palo Alto.

La expansión del plantel del Centro de Investigación e Innovación incluye tanto a nuevos empleados como a trabajadores transferidos desde otras filiales de Ford, y jugará un papel clave en la promoción de la iniciativa “Ford innova: Movilidad Inteligente” mediante la aceleración de la innovación en cuanto a conectividad, vehículos autónomos, experiencia del cliente y datos masivos.

El futuro de la movilidad en los ojos de Ford

Ford innova: proyecto Info Cycle

Ford innova: el proyecto de movilidad inteligente Info Cycle combina la captura masiva de datos con el procesamiento asistido para mejorar el tránsito a partir de las bicicletas.

La nueva inversión ya produce sus primerso resultados: los investigadores de Ford se han asociado con sus vecinos de Nest para explorar las formas de integrar los datos de monitoreo en el hogar del grupo con el Ford SYNC 3.

La cultura de la bicicleta del Área de la Bahía ha ayudado a promover dos iniciativas: el proyecto de movilidad Info Cycle, que recopila datos sobre la forma en que las bicicletas se utilizan en el transporte urbano, y la bicicleta modular asistida MoDe:Flex, que demuestra que Ford piensa en términos más amplios sobre el futuro de la movilidad.

Éstos y otros proyectos en curso son el primer paso en la transformación de la energía y el pensamiento disruptivo propio de Silicon Valley en productos de gran interés para los clientes de Ford.

En la medida en que evolucione la tecnología, el Centro de Investigación e Innovación puede ayudar a asegurar que Ford siga siendo un líder de innovación en automóviles en los próximos años.

El poder en los pedales

Ford innova: FR&IC, Palo Alto, California

Los ingenieros de Ford investigan el aprovechamiento de nuevas tecnologías para conseguir un transporte urbano más eficiente y menos contaminante.

Los ingenieros del Centro de Investigación e Innovación de Ford trabajan en un proyecto novedoso que puede ofrecer nuevos conocimientos sobre la movilidad urbana.

La misión original que se propuso Henry Ford, el fundador de la compañía, fue ayudar a que la gente se mueva, al punto de convertirla en la esencia de Ford. Ahora parece que la empresa del óvalo contempla el alcance mucho más amplio de lo que significa la movilidad en nuestro tiempo.

En todo el mundo, el sueño de la vida de la ciudad pone a las personas y a las ideas en movimiento. Las ciudades se han convertido en laboratorios vivos donde las nuevas oportunidades para desarrollarse, trabajar y jugar pueden verse en las metrópolis globales tanto como en la revitalización de centros regionales emergentes.

Pero incluso cuando las tecnologías digitales permitan conexiones casi instantáneas entre los habitantes de las ciudades, la infraestructura diseñada para mover a las personas entre dos o más puntos, tales como rutas y sistemas de transporte público, lucha con dureza para mantenerse actualizada respecto a la demanda.

Ford innova en transporte urbano

Los atascos de tránsito: un foco para Ford

Los embotellamientos constantes hacen que cada vez más habitantes busquen alternativas al transporte individual o colectivo basado en vehículos motorizados.

Los habitantes de las ciudades y los planificadores se dan cuenta de que los vehículos automotores son cada vez más sólo una parte secundaria de la solución de transporte.

En el Área de la Bahía de California, una población creciente de pasajeros con conocimientos de tecnología que necesitan desplazarse desde Silicon Valley a San Francisco, ha comenzado a dejar de lado el transporte de cuatro ruedas y se ha movido hacia los pedales de las bicicletas.

Para este público, las bicicletas ofrecen una alternativa atractiva por sobre la rutina diaria del tránsito llamado “stop-and-go”.

Sin embargo, el transporte en dos ruedas presenta sus propios desafíos para los ciclistas y para los automovilistas por igual: en las calles cada vez más pobladas, los viajeros de muy diversos tipos deben aprender a compartir un mismo camino.

Info Cycle

Ford innova: Info Cycle, o el poder en los pedales.

Info Cycle busca integrar al transporte propulsado a través de los pedales de la bicicleta con el transporte automotor convencional adaptado.

En el Centro de Innovación e Investigación de Ford, un grupo de ingenieros trabaja en un proyecto que puede ofrecer nuevos conocimientos sobre la movilidad urbana.

El proyecto Info Cycle reúne a diario una gran cantidad de datos acerca de cómo los ciclistas circulan por las calles del Área de la Bahía con la finalidad de desarrollar nuevas ideas que aumenten la seguridad en las rutas, reduzcan las congestiones en el tránsito, y reduzcan el impacto ambiental, mientras incitan a los viajeros de todas clases para que participen en el desarrollo de las nuevas soluciones.

En el corazón del proyecto Info Cycle, un dispositivo dotado de sensores recolecta datos de cada bicicleta y su entorno, en tanto una aplicación maestra los recopila y visualiza. Para unir estos dos entornos, el equipo de Ford utiliza OpenXC, un hardware de código abierto y una plataforma de software que Ford presentó en 2013.

OpenXC fue creado en un principio con la intención de permitir a los desarrolladores que accedieran a una amplia gama de datos sobre los vehículos motorizados, y el mismo concepto fue utilizado para Info Cycle.

El futuro a una vuelta de rueda

Ford innova: Info Cycle y OpenXC en sinergia

Una serie de dispositivos colocados en diferentes partes de la bicicleta se conecta con una aplicación celular que se vincula a una red extensa.

Cuando se lleve a escala territorial, el proyecto incluirá cientos de dispositivos de captura de datos de ciclistas en áreas geográficas definidas para la creación de un mapa de condiciones que vayan desde las fluctuaciones en la iluminación ambiental y la temperatura, hasta las velocidades medias y los momentos y las ubicaciones más aptos para realizar paradas de emergencia.

La noción que guía a Ford es que los datos ofrecen una nueva oportunidad para entender cómo las bicicletas pueden compartir el camino con sus automóviles y camiones, y cómo las nuevas formas de transporte pueden servir a las futuras necesidades de movilidad urbana.

Más allá de eso, el proyecto es un paso firme hacia un futuro en el que los vehículos de Ford puedan participar en el entorno urbano de manera más inteligente, más segura y más sustentable.

Arriba