Veronese

Día Nacional del Técnico

Ser técnico no sólo es una profesión: es una forma de vida comprometida con la innovación, con el mejoramiento de la sociedad y el desarrollo de nuevas tecnologías. Los profesionales técnicos aplican conocimientos y experiencias para que, mediante diseños, modelos y metodologías concretas se resuelvan los problemas de la vida cotidiana y, en definitiva, buena parte de los problemas de la humanidad. El 10 de octubre de 1898 se aprobó la Ley de Enseñanza Industrial –hoy Enseñanza Técnica– en todo el país, y se establecieron las incumbencias profesionales de sus egresados: por esta razón se celebra cada año el Día Nacional del Técnico de la Arquitectura, Industria e Ingeniería.

10 de octubre · Día Nacional del Técnico de la Arquitectura, Industria e Ingeniería

Día Nacional del Técnico de la Arquitectura, Industria e Ingeniería.

El avance permanente de la ciencia y la tecnología, de los nuevos principios y métodos, hace que la figura del técnico adquiera una importancia cabal en todos los campos y especialidades que constituyen a la industria, la ingeniería y la arquitectura.

El técnico enriquece a la sociedad con sus acciones, contribuye en forma relevante a resolver las necesidades materiales, individuales y colectivas de las personas a través de las distintas especialidades de la Arquitectura, Industria e Ingeniería, y da cohesión al conjunto mediante el impulso del desarrollo y la generación de riqueza.

La satisfacción de necesidades se resuelve a través de un proceso intelectual por el que el profesional técnico se ha preparado a lo largo de su carrera, y culmina con el hallazgo de soluciones técnicas económicamente óptimas, todo lo sencillas que sea posible, de escaso riesgo y de mínimo impacto ambiental, es decir, eficaces, efectivas y eficientes.

La vida, la seguridad, la salud y el bienestar general de los habitantes depende del buen juicio y del ejercicio éticamente irreprochable del técnico, cuya profesión influye en el desenvolvimiento económico y humano como un factor clave y prioritario para el progreso.

Los Maestros Mayores de Obras y los Técnicos de las diferentes especialidades tienen plena conciencia del papel estratégico de la arquitectura, industria e ingeniería, y lo respaldan con más de un siglo de labor continuada para la sociedad que les dio su origen.

El técnico y su función social

Día Nacional del Técnico: la confianza pública depositada en los profesionales.

La profesión técnica emplea conceptos que garantizan a la sociedad la confiabilidad de los emprendimientos que demandan la iniciativa creadora de los técnicos para adaptarse a los tiempos que corren sin descuidar lo esencial para la vida.

El Día del Técnico de la Arquitectura, Industria e Ingeniería es una buena oportunidad para el reconocimiento de los profesionales que trabajan con una conciencia social que encauza en su aplicación a los procesos creativos, de acuerdo con el tiempo y el desarrollo nacional, de manera independiente o bajo una relación laboral formal.

Existen muchas ramas de la tecnicatura que trabajan sobre espacios, tecnologías, generación de modelos para la producción de bienes y servicios, y en el análisis de la gestión de estrategias del mercado.

La función de un técnico es la de realizar diseños, desarrollar soluciones y aplicarlas a las cambiantes necesidades sociales, edilicias, industriales y económicas de la nación a través de las numerosas ramas en que se diversifican las carreras, entre otras:

  • Maestro Mayor de Obras
  • Técnico Constructor
  • Técnico Mecánico
  • Técnico Electricista
  • Técnico Electromecánico
  • Técnico Químico
  • Técnico en Automotores
  • Técnico en Sistemas de Información
  • Técnico Aeronáutico
  • Técnico en Higiene y Seguridad Industrial
  • Técnico Electrónico
  • Técnico Hidráulico
  • Técnico en Industria de la Alimentación
  • Técnico Naval
  • Técnico en Diseño de Interiores

Las habilidades que maneja un técnico son variadas; se destacan el dominio de las ciencias matemáticas, la física, la comprensión espacial, las aptitudes mecánicas y del tiempo, el sentido común, la comunicación, la creatividad, el ingenio y la capacidad para afrontar y resolver problemas.

A lo largo de su historia, las profesiones técnicas han dejado su impronta, desde los comienzos incipientes en la construcción del Cabildo de la ciudad de Buenos Aires, hasta las obras urbanas y de infraestructura presentes a lo largo y a lo ancho de toda la Argentina.

¿Por qué el 10 de octubre es el Día Nacional del Técnico?

La profesión de técnico nació con una gran identidad nacional: corrían los últimos días del siglo 19, y la industria nacional comenzaba a dar sus primeros pasos de la mano de los aportes inmigratorios.

Nuestras industrias, obras de ingeniería y de arquitectura dependían, sin embargo, casi exclusivamente de profesionales extranjeros.

La expansión del sector industrial tornó imprescindible la creación de técnicos nacionales, con conocimientos en las distintas especialidades, que aportaran a las actividades productivas las bases para lograr una eficiente competitividad.

Se necesitaba entonces contar con disciplinas adecuadas para desarrollar a la industria nacional desde dentro del país, razón por la cual el presidente de la Nación José Evaristo Uriburu elevó al Congreso la propuesta de incluir una partida presupuestaria para la creación de un Departamento Industrial anexo a la Escuela Nacional de Comercio (hoy Escuela Superior de Comercio Carlos Pellegrini, bajo la órbita de la Universidad Nacional de Buenos Aires).

La iniciativa presidencial fue aceptada tras una sesión maratónica el 30 de diciembre de 1896 y, el 6 de febrero de 1897, el Poder Ejecutivo Nacional dictó el decreto reglamentario correspondiente.

El Departamento fue concebido con la finalidad de preparar a las personas para que pudieran desempeñarse en las diferentes ramas de la industria luego de cumplir con un régimen de 4 años de estudios.

El 22 de marzo de 1898, luego de dejar sus funciones el primer director del Departamento Industrial, asumió el cargo el Ingeniero Otto Krause, quien encaró un reordenamiento general y presentó un nuevo plan de estudios que llevaba a 6 años, en lugar de 4, a la duración de las carreras técnicas.

Las primeras 4 especialidades creadas fueron:

  • Construcciones
  • Química
  • Mecánica
  • Electricidad

El plan del Ing. Otto Krausse fue aprobado por decreto del Ministerio de Educación de la Nación del 10 de octubre de ese año, fecha que fue adoptada luego para conmemorar el “Día Nacional del Técnico”.

El presente artículo fue realizado sobre la base de la reseña elaborada por el Directorio del Colegio Profesional de Maestros Mayores de Obra y Técnicos de la Arquitectura, Industria e Ingeniería de la Provincia de Santa Fe, Ley Nº 10946, Distrito I.

Arriba